Problemática

En el mundo se perdieron 129 millones de hectáreas de bosques nativos, y debido a que los humanos seguimos realizando actividades productivas de manera no sostenible, cada minuto perdemos el equivalente a una cancha de fútbol en áreas boscosas.


El cambio climático es la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta la humanidad y tiene una perspectiva ambiental, una social, una económica y una política. Es un desafío de nuestro tiempo y nos encontramos en un momento decisivo.
Incendios, sequías, inundaciones, huracanes, aumento del nivel del mar. Los efectos del cambio climático son de alcance mundial y van a seguir empeorando si no actuamos ahora.

El Acuerdo de París ofrece una oportunidad para que los países fortalezcan la respuesta a la amenaza del cambio climático al mantener el aumento de la temperatura mundial por debajo de 2 ºC.


La disminución de bosques acelera el problema del cambio climático. Cada año el ser humano está emitiendo más dióxido de carbono y utilizando más recursos naturales de los que la Tierra tiene provistos para brindarnos en determinados periodos de tiempo.


Los bosques nativos en Argentina

→ Argentina es uno de los diez países que más se deforestaron en los últimos 25 años.

→ Perdimos el 60% de nuestros bosques, y cada año se siguen desmontando 300 mil hectáreas

→ Desde la sanción de la Ley de Bosques hasta 2014 se perdieron 2 millones de has, de las cuales 620 mil has pertenecían a áreas protegidas.

La disminución de bosques acelera el problema del cambio climático. Cada año el ser humano está emitiendo más dióxido de carbono y utilizando más recursos naturales de los que la Tierra tiene provistos para brindarnos en determinados periodos de tiempo.



La sobreexplotación de los bosques también afecta a los seres humanos.




 


La reforestación es la herramienta más efectiva para mitigar el aumento de los gases de efecto invernadero, si compensamos lo que emitimos y manejamos el bosque de manera sostenible, cambiaremos la realidad de nuestros ecosistemas.


¿QUERES COMPENSAR
EL CO2 QUE EMITÍS?